Testimonios

Un día escuche algo interesante sobre “Lola”, debía ser una persona experimentada, madura, ¡si … experta! ¡Estudiante como Yo, y seguro con mucho recorrido!! ¡Y me embarque en pedirle auxilio!!! ¡Y glup!!! Me encontré “face to face” – cara a cara – con una niña, ¡qué bien podía ser mi hija! Me pregunte, y ahora qué hago. ¿Le digo que no la necesito? ¿Que la veo muy pequeña como para ayudarme? ¿Podrá entender lo que me pasa y lo que siento? ¡Y vaya sorpresa!!!!! ¡Nunca te fíes de todo lo que te crees! ¡Son sólo pensamientos! Me encontré con una personita que me abrió un mundo de entendimiento, que a la fecha ya venía estudiando, pero no lo había vivenciado para MI. Y fue esa “rock star” del coaching de los 3Ps, quien me llevo a comprender que en Mí esta engancharme o no en lo que pasa por mi cabeza, en lo que pienso y puedo dejar pasar. Que puedo darle vida a estos pensamientos según como haga conciencia sobre ellos y hacerlos reales o cambiar el libreto de mi película si no me gustaba, ¡sin esforzarme!!! Solo dejándolos pasar, pues entendí con más tranquilidad que tratar de cambiar mi forma de pensar a “pensamientos positivos” una y otra vez, era engancharme más fuertemente en lo que no me gustaba, mientras que si sólo, los dejaba continuar su camino, sin resistirme a su presencia momentánea, haría que paso a paso se alejaran de mí, por simplemente no prestarles atención. El solo notar que un mal-estar estaba siendo producto de lo que pensaba puntualmente en ese momento no significaba que fuera cierto y soltarlo, viene siendo un cambio que noto en cada momento. ¡Dejarlo pasar me ha permitido encontrar esa paz que buscaba y a veces vuelve a ser perturbada! Y eso está bien, solo que ahora soy consciente de mi proceso y entiendo que puedo elegir entre engancharme en ese pensamiento o dejarlo pasar, en darle vida y sentirlo real o saber que es solo un pensamiento y nada más. Igualmente, con ella entendí, que también podía darme el permiso de llorar o querer algo no deseado, ¡por decisión! Y eso también estaba bien. Porque la vida no es encontrar una perfección, eso no existe, la vida es saber que las circunstancias siempre están en uno u otro lugar, son parte de la vida, el tema es como las vivo, como pienso sobre ellas y si me permito engancharme en aquellas que son diferentes a lo que me gusta o simplemente las dejo pasar. Que dentro de mis procesos siguen muchos, como ser menos racional y más intuitiva, dejar de querer entenderlo todo y mucho más…. Gracias Lola por dejarme entrar a tu vida y ayudarme a vivir de manera diferente mis pensamientos. A romperme esquemas y quitar esa venda donde la edad era sinónimo de experiencia y sabiduría, pues una niña como Tú me permitió encontrar “insights” y nuevos caminos, de manera sencilla. Tu juventud está llena de esa sabiduría universal. ¡Eres una “rock star -coach” sabia, valiente, cercana, valiosa, espiritual y a la vez humana! Gracias.
Ines Durana
Bogotá, Colombia
Antes de empezar el coaching con Lola, había probado otros métodos para la ansiedad q m llevo a la depresión, tratamientos como la medicación o la psicología. Con estos tratamientos estuve un par de años aproximadamente, cambiando continuamente la medicación puesto que los efectos no eran los esperados. Puedo decir que me ayudaron a salir de lo más hondo, pero aun así no era yo. Cuando decidí dejar de tomar pastillas para encontrarme bien por mi cuenta y no por otras cosas, empecé a hacer deporte diariamente y a tocar la guitarra en mi tiempo libre, esto me ayudo bastante. Aun así, no me sentía 100% bien. Mis problemas seguían ahí, pero al empezar con Lola el coaching me di cuenta que todos o la gran mayoría de los problemas estaban en mis pensamientos, y que no nos damos cuenta que actuamos según estos. Al principio cuesta entenderlo, pero según practicas sientes que es cierto, que no podemos cambiar los problemas, pero si tomarnos los de otra manera, no dejar que te afecten tanto. Esto no quiere decir que no tenga días malos o bajones, pero como me dijo mi buena amiga Lola puedes permitirte esos momentos, en los que sentirás pena, rabia y como no, alegría. En lo que si noto la diferencia es en que quizás antes esos sentimientos lo inundaban todo, y m provocaban esa ansiedad que puede durar días, semanas...ahora en cambio he llegado a comprender que cuando nos sentimos mal hay algún pensamiento que lo provoca, y que la mayoría de veces es AUTOMÁTICO porque hemos crecido con él, y es difícil desprenderlo así que es mejor no hacerle caso (aunque cueste). A día de hoy tengo la misma situación que antes, no he cambiado de trabajo, ni he encontrado a esa persona con la que compartir mi vida, sigo teniendo el mismo problema con el banco (hipoteca). Pero lo que, si ha cambiado es mi manera de ver las cosas, en el trabajo intento ayudar a la gente en lo que puedo porque, aunque parezcan pesados o estúpidos, etc. entiendo que cada uno se deja llevar por sus pensamientos. En el tema de pareja Lola me hizo ver que me traía sin yo darme cuenta las experiencias del pasado y si de verdad queremos empezar de 0, tienes que intentar no dejarte llevar por esos pensamientos. En el tema económico, pienso que, si algo no tiene solución de momento porque darle más vueltas, lo que tenga que pasar ya pasará. En resumen, hay que dejar esos pensamientos que no te dejan avanzar como persona y encontrar esa paz y felicidad que todos buscamos, que sin saberlo está ahí, está en nuestra esencia, dentro de nuestro ser, solo que no la dejamos fluir por todo ese ruido que hay en nuestra cabeza. Así que el camino es largo, pero no tan duro si queremos, solo hay que ser feliz con lo que uno es y con lo q tienes y veréis como parece que pasan cosas buenas que antes ya pasaban, pero ni veías.
Jennifer J. Santos
Barcelona, España
Como el coaching ha cambiado mi vida A día de hoy, mi vida está cambiando gracias al coaching. Antes, afrontaba ciertos problemas con mucho miedo, ansiedad, incluso desesperación. Tenía razones para sentirme así, pero desencadenaban en mi sentimientos y pensamientos que me afectaban mucho tanto a nivel físico como emocional, de los cuales me quería desprender. Gracias al coaching, y en especial a mi coach, mi guía y acompañante en este camino, puedo ver esos pensamientos y cambiarlos, en consecuencia, mis sentimientos y la forma de afrontar las situaciones complicadas que se me presentan en la vida. Gracias a Lola, mi coach, puedo afirmar que vivo más tranquila y en paz conmigo misma y con mi alrededor.
Maria Soler Aguilera
Hace cosa de mes y medio una conocida me hablo del coaching, no sabía muy bien de que se trataba. había oído hablar de ello como un tipo de terapia que ayudaba a las personas a mejorar sus vidas.... pensé otra terapia más??? Después de pasar una depresión y pasar por psicólogos psiquiatras y leer muchos libros de autoayuda, pude superarla. Aun así, nunca recupere mi autoestima y seguía con mucho estrés y ansiedad en momentos puntuales que me hacían pasarlo realmente mal. Mi amiga empezó a hacer sesiones de coaching con Lola López y yo veía incrédula como mejoraba. Intente preguntarle como lo había hecho y me dijo: me ha hecho ver las cosas de otra manera. Dudé mucho, pero al final me puse en contacto con Lola y concertamos la primera sesión. Cuando ella te explica cómo funciona la mente, el poder que tienen tus pensamientos sobre tu estado de ánimo, piensas, ¿en serio?? Me quedé muy confundida y entonces empecé a encontrar le sentido a lo que ella me explicaba con claros ejemplos. En mi caso llegaba al trabajo pensando dios ahora tengo que hacer muchísimas tareas y no me va a dar tiempo a todo o, este horario de tarde me mata son horribles las tardes.... y ella me dijo te das cuenta cómo te estas sintiendo?? Le dije estoy muy nerviosa y tengo mucho estrés. Claro si te estas dejando llevar por lo que piensas me dijo. Increíble actualmente todavía sigo haciendo sesiones para interiorizar algo tan simple como no dejarme llevar por muchos pensamientos que me hacen sentir muy mal. A día de hoy llego a trabajar y simplemente me centro una a una en las tareas que tengo que hacer sin pensar en que no voy a poder con todo. Gracias a Lola López y a su manera de explicar todos sus conocimientos de una forma tan clara y sencilla con ejemplos reales me ha hecho comprender que la realidad es como tú te la creas. Lo increíble es que me siento muy tranquila desde que empecemos la terapia y aún sigo teniendo momentos de estrés, pero enseguida reconozco la raíz de ello y vuelvo a tener una calma que jamás pensé que llegaría a tener.
Carolina J
España
Recuerdo comenzar con Lola por un motivo tan mundano como mi deseo de comer más sano. Qué increíble ha sido el proceso, y totalmente inesperado, ya que cada sesión suponía viajar a una capa más profunda de mi ser. Realicé con ella un viaje al que suelo ir sola, y ha sido revelador entender que esa comprensión lleva menos tiempo cuando alguien adecuado te acompaña. Y ésa es Lola. Gracias. Ahhhh, y como muy sano y me siento muy bien con ello 😉
Mónica S. Caamaño
Madrid, España