Sobre mí

Lola López

Nací y crecí en una familia numerosa desestructurada con padres divorciados. Mi padre no quería dejar esa huella de desolación que dejan los divorcios así que nos visitaba constantemente y nos marcaba las pautas de cómo y qué debíamos hacer en nuestras vidas. Crecí con miedo a expresarme y a disfrutar de mi propia libertad. Sumado a esto, viví episodios muy duros para cualquier niño.

A pesar de ello, intenté sobrevivir y ser feliz a mi manera, con mis hermanos, jugando, riendo, viviendo cada instante disfrutando de todas las cosas que podía. Fue una infancia "dura", pero hoy en día elijo quedarme con los buenos momentos que puedo recordar de ella, y sobre todo con ese amor que hemos forjado entre tantos hermanos.

A la edad de 19 años tomé una decisión arriesgada que cambiaría el resto de mi vida, y sin querer, la de los demás. Por amor me fui con el que hoy es mi marido y padre de mis dos maravillosos hijos. 

Esto fue un impacto muy grande para la familia, y sobre todo para mi padre, pues mi actitud estaba quebrantando todo aquello que él nos había impuesto para nuestra vida.

Fueron momentos en que el miedo, el pánico, el dolor se me mezclaban con la ilusión y la mágica de poder vivir mi vida desde la libertad de decisión propia. Redescubriendo el mundo, las personas, los lugares. A pesar de todo lo “malo” que había por mi decisión me enganché a esa maravillosa sensación de libertad.

El camino no fue fácil, tuve que superar la rotura que cree con mi decisión, distanciándome de mi madre, de mis hermanos y sobre todo de mi padre. Con este último, no tuve ninguna relación durante 6 años.

Retomé la relación 6 años después cuando comprendí que a pesar de todo él actuaba acorde a sus pensamientos y con lo que sabía hacer en ese momento. Hoy en día mantengo una buena relación con él, no le guardó ningún rencor, ni resentimiento. Le comprendo, le amo tal y como es. Porque entendí que él no es el problema, sino lo que yo pienso acerca de él, que no era más que una lista de cosas que él tenía que hacer, decir y darme para ser el padre ideal, para que nuestra relación fuera perfecta, y ese nivel de exigencia con él nunca bajaba porque siempre había algo más que tenía que hacer o decir. 

Un día cuando todo parecía ir mejor comencé a tener ataques de ansiedad, en los que creía que iba a morir. Vivía con preocupación y frustración porque no conseguía superarlos. Y todo ello me provocaba tener más ataques. Me metí en un circulo vicioso del cuál no podía salir.  Se sumó que empecé a sentirme perdida, a no saber quien era, que quería, porque hacia lo que hacía. Y esas mismas preguntas me torturaban más y más, y yo me hundía cada día un poquito más, y no veía esperanza para mí. 

Me sentía una loca en el mundo de los cuerdos, una incomprendida en el mundo de los felices, una defectuosa en el mundo de los perfectos.

El sentirme con ansiedad, miedo y estrés era parte de mi día a día . La vida para mí era lo peor que me había podido pasar… ¿Para qué existir entonces? Quitarme la vida era una opción que rondaba por mi cabeza.

Hoy todo aquello quedó atrás, mi perspectiva de la vida ha cambiado y he hecho las paces con ella. Ahora sé quién soy y que quiero, después de tantos años AHORA SÍ QUE ENCONTRÉ TODO LO QUE BUSCABA. Yo estaba en la búsqueda de superar mis problemas con toda clase de autoayuda y de prácticas que no llegaban a ningún lado, porque siempre había más cosas para trabajar o no podía llevar a la práctica de mi día a día aquello. Pero gracias a que se cruzó Karen Vega y su enseñanza de Los Tres Principios he podido retomar el rumbo de mi vida sin esfuerzo alguno. 

Gracias a este entendimiento he encontrado las respuestas, y estaban muy cerca pero no las veía porque vivía ofuscada por todo lo que había en mi cabeza. Ahora sé que las respuestas están en mi interior, siempre han estado en mí, pero cegada por lo que creemos que es la “realidad” de este mundo y llena de esos ruidos mentales, que no nos dejan avanzar, y que nos limitan, no las veía. Ahora sé que las circunstancias no definen quién soy ni cómo me tengo que sentir. Ahora sé que YO soy más fuerte que cualquier momento “duro” que se presente. He superado mis ataques de ansiedad. Ahora apenas sufro estrés, preocupación o frustración, porque si se presentan no me hunden, sé de donde proceden y puedo superarlo con mayor facilidad. 

Ahora ya no me siento perdida en la vida. Ahora mis miedos no me frenan. Ahora sé que la felicidad está a un pensamiento de distancia.

Mi vida no es de color de rosa, porque los "problemas" y las circunstancias siguen estado, y cómo tú, yo también tengo puntos ciegos en los que sigo mirando con cariño a través de este entendimiento.  Pero sé que yo he renacido, yo sé y soy consciente del papel que juego en mi vida, NO SOY LA FICHA SOY EL JUGADOR.  Sé que a pesar de todo mi bienestar esta siempre a mi disposición. Sé que tengo una sabiduría poderosa e ilimitada a la que puedo acceder siempre que no me dejo llevar por todo el ruido mental.

También sé que cómo yo DENTRO DE CADA UNA DE VOSOTRAS HAY UN POTENCIAL Y UNA SABIDURÍA que conecta con el origen de todas las cosas, que es una fuente inagotable de la cual todos podemos agarrar, y que detrás de todo ese ruido mental está esperando a que encuentres el camino para acceder a ella.

YO HE PODIDO HACERLO, y otras personas también. Y partiendo de la base DE QUE TODOS SOMOS IGUALES, dejando a un lado nuestra apariencia física, TÚ TAMBIÉN PUEDES LLEVAR ESA VIDA DE BIENESTAR, DE PAZ, DE FELICIDAD QUE DESEAS. Hacer todo lo que te propongas sin limitaciones. TENER UNA VIDA PLENA, a pesar de lo que pueda estar sucediendo afuera.

Mi propósito es ayudar a mujeres como tú a comprender cómo crean su propia realidad de vida para que alcancen una transformación profunda en sus vidas, tanto a nivel personal como profesional, y que se empoderen para crear la vida que desean.  

 

¿Estás dispuesta a empezar a caminar con esa intención?

Te ofrezco tener una conversación Si realmente estas comprometida para alcanzar tus metas y sueños.

 

Recibo muchas solicitudes, la tuya será revisada y tomada en consideración, si finalmente tu solicitud es aceptada se te enviará un email informándote sobre cómo agendar la sesión.  

Es primordial que me hayas llegar tu id de skype, sin esta herramienta es imposible llevar acabo la sesión. 

Solicita tu sesión de descubrimiento GRATIS

Lola López

Coaching de transformación